lunes, 29 de abril de 2013

Feliz lunes

El poder de una curita (bandita). 
Rompí una taza de plástico que usamos en el jardín y Darío le puso una curita. 

10 comentarios:

  1. Awww, hermoso!!
    El poder curativo de un niño..!
    Besos y feliz lunes desde México :D

    ResponderEliminar
  2. Jajajaj, qué rico!!! Pensarán que así se cura todo. Feliz Lunes!

    ResponderEliminar
  3. Los niños si que saben curar males!!! En este caso le dio una segunda oportunidad a la jarrita, Darío reciclador... Así debe ser. Feliz lunes!!!

    ResponderEliminar
  4. Maravilloso! Me has hecho sonreír! Abrazos!

    ResponderEliminar

Por favor no compartas mis fotos si avisarme que lo harás.
Mis foto son personales sobretodo las que incluyen a mi hijo.
Y si compartes este contenido o parte de él, por favor enlázalo para que tus lectores visiten el texto original en este blog.
No hagas lo que no quieras que te hagan a ti.