sábado, 15 de junio de 2013

Creatividad: #150plabras: flecha, cuello, baño


“Sal del baño, mamá” dijo Darío

“Me estoy bañando, aún tengo jabón en el cuello” contesté

Darío quería hacer un arco de esos que se usan para lanzar flechas.

Finalmente salimos rumbo al parque a buscar un palito que pudiera servirnos para hacer un arco. 

Casi de inmediato encontramos un palito curveado, era ideal para nuestro arco. En casa le pusimos una liga y para probarlo usamos un marcador como flecha. Funcionaba perfecto.

Darío estaba feliz por la tarde fuimos al parque con sus amigos Andrea y Javier y les gustó tanto el arco de Darío que se dedicaron a buscar palitos que pudieran servir par hacer sus propios arcos. Usando ligas que llevaba de repuesto, hicieron un montón de arcos y usaron palitos rectos para las flechas (sin punta). Fue divertido ver quien hacía llegar su flecha mas lejos.





18 comentarios:

  1. Me recuerda a un arco que hice yo para una muñeca de mis hijas. Te dejo la entrada por si quieres verla: http://blog.lascamisetasdemami.com/diy-un-arco-para-merida-brave/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantó tu arco!!
      Gracias por pasar por aquí
      Besos

      Eliminar
  2. Me ha parecido una historia totalmente real (no sé si lo será). De repente en mi cabeza he visto a una pequeña pasando más de una y mil tardes buscando cosas para hacer "grandes" creaciones con sus amigos y amigas. Esas tardes las tengo grabadas a fuego en mi cabeza, como seguro quedará en la cabeza de Darío su primer arco de flechas!!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que es real, fuimos a una fiesta y el tema era Valiente, Darío ció el arco y quiso uno... y lo hicimos ;)
      Gracias por pasar por aquí
      Besos

      Eliminar
  3. ME ha gustado mucho y más lo de sin punta, ja ja.¡ feliz semana!

    ResponderEliminar
  4. Qué bonito... dime que es una historia real, por favor... :)))

    Feliz domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que es real, Nieves
      Vio un arco y quiso uno, así que le propuse hacerlo y le encantó la idea y el arco!
      Besos

      Eliminar
  5. Contestando a Nieves, yo creo que es una historia real; es genial como los niños con cualquier cosa o idea consiguen encontrar hacer un juguete o momentos de diversión con cosas simples.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es real, Marta. Y tienes razón Darío ama jugar con trapos, palos, hojas, flores, lo que encuentre!
      Gracias por pasar por aquí
      Besos

      Eliminar
  6. Siempre digo que con qué poco se puede ser feliz y viendo este relato más aún, jejeje. Feliz Semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es loa hijos nos enseñan la sencillez de la vida, es tan fácil ser felices desde esta perspectiva!
      Gracias por pasar por aquí,
      Besos

      Eliminar
  7. Que bonito que compartas con Darío estas experiencias! Seguro que su lectura te despierta la sonrisas del recuerdo!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es María, recordar lo que los hijos hacen y disfrutan despierta una sonrisa
      Gracias por pasar por aquí
      Besos

      Eliminar
  8. Me encantara contarle tu cuento a Alejandro, le encantan las flechas y el arco. Yo fui arquera y me encantara enseñarle algún DIA al tirar a dianas a 50 metros, de momento nos conformaremos con los palitos. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María, gracias por tu visita
      Que suerte tiene Alejandro, tu si podrás enseñarle a usar un arco de verdad!!!
      Besos

      Eliminar
  9. Me ha recordado al hijo de unos amigos que es como mi sobrino al que le encantan los arcos y flechas y siempre tiene uno a mano, cada vez más sofisticado ;-)

    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros nos quedamos, al menos por el momento, en el arco hecho con palitos...
      Besos

      Eliminar

Por favor no compartas mis fotos si avisarme que lo harás.
Mis foto son personales sobretodo las que incluyen a mi hijo.
Y si compartes este contenido o parte de él, por favor enlázalo para que tus lectores visiten el texto original en este blog.
No hagas lo que no quieras que te hagan a ti.